Home Artículos Prophecies
AddThis Social Bookmark Button
Como en Berlín también en el Kremlin


Gwen Shaw
Profecía dada el sábado por la tarde del día 11 de noviembre del año 1989
en la Escuela Internacional de Ministerio

 

“Sí, el Señor hablará a su pueblo esta noche. Ustedes vieron las cosas grandes que hizo el Señor su Dios aún en esta semana y como extendió sus manos y tiró abajo un muro que los hombres decían que nunca sería derribado, ni en este siglo ni en el venidero. Y cuando vi a las personas salir de su esclavitud y cautividad vi el cumplimiento de la palabra que el  Señor hablara. (El Espíritu Santo se está refiriendo a la profecía que me dio en Berlín el 15 de agosto de 1987 en la cual dijo: “¡El muro no puede permanecer y caerá!”)

 

“¿No escuchaste que le dije a mi pueblo que vendrían del norte? Y piensa que no es cosa extraña dice el Señor. Porque lo que comenzó a suceder en Berlín ocurrirá en el Kremlin. Si, habrá millones que saldrán de Rusia porque Rusia abrirá sus puertas. Si, los judíos saldrán en tropel por miles de miles . Si ellos vendrán, vendrán por multitudes. Vendrán y tus ojos lo verán. Esta generación verá el cumplimiento de todas estas cosas. Y a medida que dancen, canten, alaben y adoren en la calles de Berlín, inclusive en la ciudad de Berlín, danzarán en las calles y alabarán al Señor en la Jerusalén santa, la ciudad del gran rey. Porque estoy rompiendo cerrojos de hierro. Estoy abriendo portones de hierro. Se someterán. Estoy enviando a mis ángeles para abrir estos portones de la misma manera en que abrieron la puerta de la prisión para Pedro. De la misma manera abrirán la puerta de la prisión de las naciones del mundo que estuvieron en esclavitud. Porque la sangre de mi pueblo chino rociada en la plaza Tien An Men no fue en vano. El informe de lo que sucedió allí no se perdió para los arcángeles y  para el poderoso ejército del cielo.”

 

“¡Si, te digo que te prepares para ver señales, maravillas y milagros, porque ellos están teniendo lugar ahora! Y sí, te digo que los portones del Kremlin se abrirán exactamente de la misma manera en que se abrieron en Berlín esta semana. Y Cisjordania se llenará de judíos porque nadie los querrá. Y los enviaré a Samaria. Los enviaré a los cerros de Samaria y habitarán los lugares desolados y los convertirán en jardines. ¡Sí, te digo prepárate porque el día de la visitación del Señor ha llegado!”